Un espacio para la reflexión sobre la Ciencia y sus Alrededores
RSS feed
  • Probabilidades macro y probabilidades micro

    (0)
    Enviado el Septiembre 12th, 2015AdministradorGeneral
    Prevalencia del melanoma por género y área geográfica. Fuente: http://www.startoncology.net/en/professional-area/en-melanoma/

    Prevalencia del melanoma por género y área geográfica. Fuente: http://www.startoncology.net/en/professional-area/en-melanoma/

    Hace 9 años me extirparon un melanoma. Por fortuna para mí, eso que llaman prevención y una extraordinaria dermatóloga hicieron que todo quedara en una pequeña intervención y, eso sí, en un buen susto. Pero quede claro que no he venido a hablar de experiencias vitales sobre el cáncer, sino de probabilidades.

    El melanoma es una enfermedad que afecta cada año entre 5 y 7 personas por cada 100.000 habitantes en España. Esa cifra es lo que se llama la prevalencia, medida en este caso en habitantes – año. La interpretación probabilística de esta cifra podría haberme hecho pensar en su momento que soy un hombre con muy mala suerte, si la hubiera interpretado como un sorteo anual en el que el premio es un melanoma para 5, 6 o 7 españoles. Y no es así, salvo que, como en la lotería, tengamos en cuenta que no es lo mismo tener una participación de 1€ de la asociación de vecinos, que una serie de 10 décimos que nos habrá costado 200€. Esa prevalencia es una probabilidad con utilidad, llamemos, macro, es decir, que nos permite valorar la incidencia de la enfermedad en términos globales en el conjunto de la población. Es útil, sobre todo, para las autoridades sanitarias y para, por ejemplo, concienciar a la población sobre su incremento, como es el caso (en los últimos años, la prevalencia del melanoma ha aumentado espectacularmente).

    Pero la cifra no tienen ninguna utilidad micro. Quiero decir que no me sirve como indicador de mi riesgo individual de verme afectados por esta dolencia, ya que dicho riesgo depende de un buen número de factores conocidos y otros aún por conocer. Entre los conocidos podemos mencionar edad, sexo, raza, número de nevus (lunares) en la piel, factores genéticos o exposición a la luz solar. Existen modelos estadísticos, llamados modelos de regresión, que podrían ayudarnos a obtener nuestra probabilidad individual de contraer la enfermedad a partir del valor que tenemos en esos factores de riesgo. Esos modelos también ayudan a tomar conciencia de nuestra responsabilidad en la prevención. Por ejemplo, yo no puedo evitar tener un factor genético de riesgo, pero sí la exposición al sol, lo que disminuirá mi riesgo sustancialmente. Un ejemplo de un modelo de regresión de este tipo puede encontrarse en este enlace.

    Así que debemos evitar valorar cifras globales de prevalencia a nivel macro, y preocuparnos de los riesgos que pueden afectarnos a nivel micro: probablemente eso me salvó la vida, ya que con la herencia genética que ya hizo a mi madre padecer un melanoma antes y mi cuerpo repleto de nevus atípicos, era un candidato perfecto a contraerlo. Mis revisiones periódicas lo detectaron en un estadio muy temprano. Ahora sé que la probabilidad de contraer otro melanoma, tras el primero, ha aumentado 70 veces, de manera que debo evitar los factores que sí son controlables por mí, como la exposición al sol. Sinceramente, me cuesta comprender cómo tanta y tanta gente se tuesta al sol o, peor aún, fuma, aún siendo consciente del riesgo para su salud que con ello asumen.

    Fuente: Sociedad Española de Oncología Médica

    Para saber más: Regresión Logística.

Responder