Reflexiones sobre Universidad y Escuela
RSS feed

Artículos publicados

Calendario

julio 2015
L M X J V S D
« dic    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
 
  • La importancia de la orientación educativa

    (15)
    Enviado el agosto 1st, 2009AdministradorOrientación
    La orientación educativa, olvidada prácticamente en la configuración de los nuevos estudios de Grado que se están aprobando en los últimos meses en todas las universidades españolas, ocupa, sin embargo, un papel de gran relevancia en la formación del alumnado por cuanto incorpora entre sus finalidades aspectos que redundan en la calidad del proceso educativo.

    En la revista MUFACE nº 215 de julio-septiembre de 2009, se aborda este tema en el artículo que se transcribe literalmente a continuación. Para todos los docentes, familias y sociedad en general su contenido puede ser el punto de partida de un debate mucho más profundo.

    LA IMPORTANCIA DE LA ORIENTACIÓN EDUCATIVA

    La sociedad ha cambiado, y con ella la escuela. Cada vez es más necesario asesorar al profesorado sobre problemáticas que antes no existían: multiculturalidad, violencia escolar, compensación de desigualdades… Por eso la orientación se ha convertido en los últimos años en una faceta clave del proceso educativo, desde la etapa infantil a la universidad.

    “Es preciso que la Administración educativa siente las bases mínimas de un modelo de orientación español, con unos acuerdos básicos a todas las comunidades autónomas. Un modelo basado en la calidad, en el trabajo de profesionales que atiendan a todo el alumnado, con o sin necesidades educativas, que asesoren al profesorado y orienten a las familias”. Así se ha puesto de relieve en las jornadas celebradas recientemente en Murcia por parte de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE).Los profesionales del sector advierten que cada vez es más importante asesorar a los docentes sobre problemáticas que antes se desconocían. Estamos hablando, por ejemplo, de lo que se ha dado en llamar “alumnos disruptivos”, de la desmotivación, del déficit de atención o la hiperactividad o de fenómenos violentos como el acoso escolar o el ciberbullying.

    Por lo mismo, los docentes también precisan que les ayuden en temas como: materiales específicos para trabajar la diversidad, agrupamientos más flexibles, formación en TIC aplicadas a la educación, evaluación, tutoría o simplemente medidas para mejorar la convivencia en el aula. La Ley Orgánica de Educación (LOE) señala que “corresponde a las administraciones educativas promover las medidas necesarias para que la tutoría personal del alumnado y la orientación educativa, psicopedagógica y profesional constituyan un elemento fundamental”.

    “Ante esta nueva sociedad, configurada por las redes de la información y de la comunicación, ante este mundo global y digital y los nuevos modos de enseñar y de aprender, los profesores deben desempeñar un papel fundamental a la hora de preparar a los alumnos para ocupar el lugar que les corresponde en la sociedad y en el mundo del trabajo”. Lo dice la doctora en Ciencias de la Educación Concepción Monge, autora del libro Tutoría y orientación educativa. Nuevas competencias. Esta experta cree que el papel del profesorado ha cambiado necesariamente, pero el objetivo final sigue siendo el mismo: conducir al alumno a la construcción de su proyecto de vida. “El docente tiene que poner al alcance de sus alumnos los elementos y herramientas necesarias para que ellos mismos vayan construyendo su conocimiento, a la vez que se remarca la necesidad de un aprendizaje activo, significativo, cooperativo y vivencial”.

    España cuenta con un complejo sistema de orientación regulado en cada una de las comunidades autónomas. Así, en Infantil y Primaria hay orientadores a tiempo completo en determinados centros, y en otras CC.AA. están integrados en equipos que atienden esporádicamente a cada centro. Por lo general, en Secundaria el modelo es más homogéneo, a través de los denominados departamentos de Orientación.

    Diversidad de las aulas

     

    No obstante, según COPOE, falta mucho camino por recorrer, “ya que no es de recibo que un solo orientador deba atender a más de 1.000 alumnos. Imaginemos que sólo hubiera un médico en cada localidad independientemente del número de habitantes”. En la actualidad, tal y como recomienda la Unesco, sería necesario una ratio de un orientador por cada 250 alumnos. En su Manifiesto por la Orientación, aprobado en Murcia, COPOE cree necesario atender a las dificultades de aprendizaje, cada vez más generalizadas, las necesidades educativas especiales, la multiculturalidad creciente y las desventajas socioeducativas. “Se imponen modelos educativos que requieren la intervención de profesionales complementarios a los docentes. Del ámbito social, como trabajadores y educadores sociales, de otros sectores, como la sanidad, y, especialmente, profesionales de la orientación”.
    Muchos de los que se dedican a esta especialidad creen que si hubiera un mayor fomento de los planes de orientación, nuestras cifras de abandono y fracaso –actualmente cercanas al 30% en Secundaria– serían muy inferiores. “La creciente diversidad del alumnado, derivada de necesidades educativas especiales, de orígenes étnicos y socioeconómicos diversos, de los diferentes estilos de aprendizaje…, requiere de departamentos de Orientación fuertes que ayuden al profesorado”, apunta Ernesto Gutiérrez-Crespo, presidente de la Asociación de Psicopedagogía de Euskadi (Apside), quien recuerda que ésta es una tarea intrínseca a la labor educativa: “Todo educador debe ser orientador, aunque la complejidad de esta tarea exige la existencia de profesionales especialistas en este campo”.
    No hay que olvidar que la LOE asigna a los orientadores un papel específico para que funcionen determinados aspectos de la enseñanza, entre ellos, la evaluación psicopedagógica para acceder a los programas de integración o compensatoria, los programas de aprendizaje básico (PAB), los de refuerzo, orientación y apoyo (PROA), los de diversificación curricular o los de cualificación profesional inicial (PCPI). En opinión de Ana Cobos, presidenta de la Asociación de Orientadores y Orientadoras de la provincia de Málaga (AOSMA), esta labor “influye en gran medida en el rendimiento personal y académico del alumnado, pues se encarga de atender su diversidad”, y además “desde los programas de orientación académica y profesional, se hace llegar a cada estudiante la información correspondiente a la oferta educativa, no sólo de la zona, sino también del propio centro, de forma que se les ayuda a construir su propio itinerario académico y profesional”.
    Proceso continuo
    Los expertos consideran que la especialidad ha pasado de ser una intervención reducida a momentos puntuales a convertirse en un proceso de ayuda continuado en el tiempo, que pone especial énfasis en la prevención y en el desarrollo personal, eso sí, a lo largo de toda la vida. “Hoy se incide en una práctica entroncada en el proceso educativo –explica Monge–, de forma que el alumno es un sujeto activo y la orientación se concibe como un proceso continuo. Aquí radicaría la mejora en el rendimiento del alumno. Los tres principios básicos en los que se fundamenta son prevención, desarrollo de capacidades e intervención social”. Gutiérrez-Crespo señala que la formación del profesorado es una de las asignaturas pendientes, y apunta que en los últimos años ha habido muchos cambios en las leyes educativas sin que hayan incidido en su importancia. “El CAP ha demostrado ser absolutamente insuficiente para favorecer la competencia educativa del docente que, especialmente en Secundaria, más que un impartidor de materias, es un educador que ha de favorecer el crecimiento integral de su alumnado”. También deja claro que el docente sigue siendo, a pesar de todo, un modelo para su alumnado. “La forma de interactuar con el grupo, de resolver los conflictos que surgen, la aplicación de estrategias para aprender a enseñar…, son aspectos fundamentales que dejan profunda huella en el alumnado”. Para este profesor “el mejor alumno o alumna ya no es el que más contenidos es capaz de asimilar, sino aquel que sabe afrontar situaciones nuevas”.
    Ana Cobos, que desempeña su labor en el IES Ben Gabirol, de Málaga, advierte que la formación en competencia emocional para el profesorado es fundamental en la gestión de las propias emociones y del alumnado. “La materia prima con que se trabaja es la persona, y si no se tienen en cuenta estos aspectos, lo que repartiremos será insatisfacción. Aprender a escuchar, a identificar las emociones y a poner en funcionamiento estrategias para afrontar los conflictos y hacer de éstos una fuente para el aprendizaje es todo un reto por el que merece la pena trabajar”.

    Daniel Vila

    ENTRE TODOS
    El asesoramiento a las familias es clave “porque la sociedad es cada vez más compleja y los padres lo tienen mucho más difícil”. Esto sitúa la orientación como un factor básico de la enseñanza, desde la primera infancia hasta la madurez, a cargo de profesionales preparados en esas problemáticas específicas y con un profundo conocimiento de las necesidades educativas y laborales de nuestra sociedad. Concepción Monge piensa que se han de potenciar las interacciones entre profesores, orientadores, alumnos, familiares: “Porque el alumno sencillamente forma parte de esos ámbitos: es alumno, es compañero, es hijo, es ciudadano… Sin embargo, la estructura organizativa, la pluralidad de profesores, la variedad de los objetivos educativos y el funcionamiento complejo de los centros, sobre todo en Secundaria, son razones suficientes para determinar la necesidad de la figura del tutor, cuya designación responde a la intención de personalizar y dar sistematicidad a los procesos educativos”. Por otra parte, el rol tradicional del profesor como transmisor principal de contenidos está absolutamente superado. Ahora los profesionales de las aulas deben saber cómo interactúan los grupos, identificar las características diferenciales de los adolescentes, por lo que es preciso formarles en competencias psicopedagógicas, explica Ernesto Gutiérrez-Crespo, que trabaja en el Instituto de FP Superior Elorrieta-Erreka Mari, de Bilbao. “Se deben aprovechar ?–dice– las nuevas tecnologías de la información para superar metodologías excesivamente magistrales. Como se suele decir: ‘Los profesores somos personas nacidas en el siglo xx que, con frecuencia, educamos alumnado para el siglo XXI con metodologías del siglo XIX’. Esto es lo que debe cambiar radicalmente”.

     

15 Respuestas to “La importancia de la orientación educativa”

  1. De acuerdo en todo, la orientación educativa está en franco retroceso, ni desde la administración ni desde la propia universidad se le prestan el apoyo necesario.

  2. MUY LARGO

  3. La orientación educativa es algo necesario y muy importante. La Orientación es la propia educación o forma parte esencial de ella. Se inicia en los primeros momentos de la escolaridad y permanece incluso hasta después de que los alumnos han abandonado el centro escolar.

    Desde esta perspectiva, los elementos más sobresalientes de la dimensión educativa de la Orientación serían:

    – La educación como Orientación para la vida. Desde este posicionamiento ideológico, la educación se contempla como el camino hacia la socialización o la incorporación a la cultura propia de los alumnos.

    – El asesoramiento sobre diferentes caminos en un sistema educativo con múltiples alternativas y un mundo laboral emergente en el que la especialización es la clave de la inserción y el éxito.

    -Educar en la capacidad de decidir individualmente, sobre todo en aquellas cuestiones que tienen una mayor trascendencia para el futuro personal de los alumnos, es uno de los cometidos principales de los Departamentos de Orientación.

    -Educación sobre el propio proceso educativo. Bajo este cuarto aspecto, podemos entender la orientación psicopedagógica como la instrucción y capacitación de los alumnos para mejorar sus propios procesos de aprendizaje.

  4. La orientación educativa es algo necesario y muy importante. La Orientación es la propia educación o forma parte esencial de ella. Se inicia en los primeros momentos de la escolaridad y permanece incluso hasta después de que los alumnos han abandonado el centro escolar.

    Desde esta perspectiva, los elementos más sobresalientes de la dimensión educativa de la Orientación serían:

    – La educación como Orientación para la vida. Desde este posicionamiento ideológico, la educación se contempla como el camino hacia la socialización o la incorporación a la cultura propia de los alumnos.

    – El asesoramiento sobre diferentes caminos en un sistema educativo con múltiples alternativas y un mundo laboral emergente en el que la especialización es la clave de la inserción y el éxito.

    -Educar en la capacidad de decidir individualmente, sobre todo en aquellas cuestiones que tienen una mayor trascendencia para el futuro personal de los alumnos, es uno de los cometidos principales de los Departamentos de Orientación.

    -Educación sobre el propio proceso educativo. Bajo este cuarto aspecto, podemos entender la orientación psicopedagógica como la instrucción y capacitación de los alumnos para mejorar sus propios procesos de aprendizaje.

  5. María José Milla Ruiz

    La escuela ha cambiado debido a la sociedad actual pero, no al mismo ritmo. La sociedad va a pasos exagerados mientras que en la escuela no se sabe bien cómo abordar todos estos cambios. Es muy necesario asesorar al profesorado pero también a las familias sobre las problemáticas existentes aunque antes de ello los orientadores debemos estar bien formados e informados para saber cómo actuar.

    Los orientadores necesitarían más formación por lo cual, no logro entender cómo se quiere erradicar la licenciatura para dejarla en un grado mientras que, según mi opinión ni los Licenciados en Psicopedagogía salen bien formados. Son fundamentales en todas las etapas educativas para una educación de calidad.
    Cada vez, surgen más problemas que no se saben sobrellevar ni dar respuesta. En muchas ocasiones los profesores comenten el error de no acudir al asesoramiento del orientador. Por tanto, el orientador debe prevenir y formular propuestas y, llevar a cabo nuevos proyectos que estimulen a profesores y alumnos a formar parte de ellos y sensibilizarse.
    Al igual que los profesores, alumnos y padres también deberían ser concientes de su derecho a ser asesorados.
    Los medios tecnológicos tan avanzados en la actualidad, podría ser un medio eficaz para ayudar a toda esta comunidad. Los orientadores deberán orientar, asesorar y poner al alcance las herramientas y recursos necesarios para que estos puedan actuar.
    A todo esto, se puede sumar el problema de que aún existen padres que no saben utilizar las nuevas tecnologías por lo que se debería promover también en los centros las nuevas tecnologías para los padres inexpertos de forma que aprendan a acceder a los recursos que les permiten acceder al centro y a colaborar con la educación de sus hijos. De esta forma, aprenderían a motivarse en el uso de Internet y a vigilar los contenidos que ven sus hijos por este medio. Este proyecto apoyaría el aprendizaje de los padres con Internet, así, también podrían comunicarse con el centro en cualquier momento, hacer consultas, etc. Aprenderían un aprendizaje básico, fundamental y necesario en la actualidad que les ayudaría a ellos y a sus hijos.

    En cuanto a la diversidad en las aulas, es un hecho que ya se debería de haber asimilado y llevado a cabo eficazmente, sin embargo, falta mucho camino para que este hecho sea real. Se necesitarían más orientadores y más profesionales.
    En algunos centros ya se están llevando a cabo diversos programas pero no son suficientes ni se aplican en todos los centros.
    Hay que abrir más las puertas a la diversidad, la educación es un proceso continuo que se debe de ir mejorando y actualizando constantemente.
    En algunos institutos de Secundaria, se utiliza una plataforma virtual llamada e-twinning para que los alumnos puedan seguir aprendiendo fuera del centro en la cuál, los alumnos (y profesores) pueden colgar contenidos, experiencias, etc. y, compartirlas con estudiantes griegos, alemanes, italianos y polacos que también hacen lo mismo. Entre ellos interactúan por la red y van aprendiendo de forma lúdica y, mejorando el manejo de idiomas ya que, la mayoría de actividades se llevan a cabo en inglés y francés. Los contenidos van seleccionados por los docentes por lo cual toda la información está supervisada.

    Esta es una herramienta que parece ser eficaz actualmente, se necesitan más iniciativas interactivas, más intercambios y sobretodo, más concienciación de los padres.
    Los padres son una parte fundamental por lo que deben ser los primeros en ser asesorados para que no contradigan los valores que ofrecen la escuela.

    La diversidad es algo que se debería contemplar con normalidad y que sin embargo, son muchos los que aun siente rechazo y no asimilan esta sociedad perjudicando sobretodo a los más jóvenes.

  6. Ana Extremera Rivilla

    Hoy en día la orientación está tomando nuevos horizontes en los que orientar, asesorar y atender son principios fundamentales para los miembros de la comunidad educativa desde la etapa de educación infantil hasta la educación secundaria. Para ello es necesario que se de un aprendizaje activo, significativo, cooperativo, vivencial en el que se construya el conocimiento y se obtenga un buen rendimiento, un buen asesoramiento y conocimiento sobre conceptos y claves de cómo atender la diversidad, cómo disminuir el fracaso escolar, cómo mejorar la convivencia en el aula y una buena utilización sobre materiales específicos, agrupamientos más flexibles y formación en TIC aplicadas a la educación, evaluación y tutoría.

    En esta sociedad de información y comunicación en la que nos encontramos demanda nuevos modos de enseñar y aprender dando lugar a un papel del profesorado distinto pero con un mismo objetivo: conducir al alumno a la construcción de su proyecto de vida, poniendo a su alcance los elementos y herramientas necesarias para que ellos mismos vayan construyendo su conocimiento. Por ello, la labor educativa que se realiza a través de la orientación es muy importante que tenga lugar desde la etapa infantil a la universidad.

  7. Bárbara García Almagro

    Personalmente, estoy observando cada vez con mayor nitidez que la orientación es progresivamente más importante en la sociedad actual. Entre otros factores, creo que ahora, los profesionales de la educación ven prioritario que se tengan más en cuenta las medidas preventivas y que es necesario intervenir en los problemas de los alumnos antes de que se hagan más serios; consideran que los centros educativos son mucho más complejos que la situación educativa de hace años, en el sentido de que hay alumnos más diversos: dificultades de aprendizaje, diferente capacidad, motivación o intereses, y además están llegando alumnos extranjeros con lo cual la heterogeneidad del alumnado es mayor que nunca; por otro lado, encontramos el asesoramiento a las familias, etc. Por tanto, hacen falta profesionales preparados en esas problemáticas tan específicas y con un profundo conocimiento de las necesidades educativas y laborales de nuestra sociedad.
    Por eso el papel de los orientadores es crucial porque somos los que detectamos el problema cuando aparece y es cuando verdaderamente se pueden implementar medidas educativas. Además, considero que se debe invertir en prevención y potenciar la orientación a lo largo de toda la vida, abogando por un buen sistema de orientación desde la primera infancia hasta la madurez.

  8. Patricia Santiago

    Con respecto al orientador unas de sus funciones es asesorar al profesorado, a las familias, preparar materiales especificos, evaluacion, tutoria, formas de mejorar la convivencia
    en el aula…Además de esto, debemos dar todos los instrumentos y metodos para que el niño construya su propio conocimiento y vaya formandose
    dia a dia su propio futuro. La sociedad cambiante ante la que estamos hace que nosotros mismo tengamos que cambiar también,
    adaptarnos a la diversidad que se presenta, adaptar los materiales a cada niño, para ello somos nosotros los que no
    debemos caer en la monotonia y seguir avanzando a la vez que la sociedad cambia.

  9. Ana Belén Ruiz Romero

    La orientación educativa es tan importante como necesaria. Dentro de esta existen como distintas vías, por un lado la orientación para la vida, por otro el asesoramiento sobre los distintos caminos en el sistema educativo, educar en la capacidad de decidir individualmente y la orientación sobre el propio proceso educativo. Todas estas vías deben ir adaptándose a los cambios sociales que nos envuelven y que dan giro a nuestras vidas. Como orientadores debemos tener una formación constante y una información permanente de todo lo que ocurre y que pueda servirnos de ayuda o nos sea necesario en nuestro trabajo, para ello contamos con recursos muy útiles que nos lo facilitan: los medios tecnológicos.

  10. Rosario Jándula Lara

    La orientación educativa es muy importante ya que si no se hace a tiempo, los alumnos pueden desembocar a un fracaso escolar que después de un tiempo no se pueda remediar. Hay muchos maestros que cuando ven que algunos de sus alumnos no obtienen resultados positivos empiezan a desmotivarse y dejan a esos alumnos a un lado pero deberían informar al orientador para que se puedan tomar medidas eficaces y poder paliar las necesidades de estos alumnos y que no lleguen a lo que todos conocemos como fracaso escolar.

  11. Maria Cano Sotomayor

    Es cierto que tanto la escuela como la sociedad han cambiado, pero todavía le queda a la escuela mucho camino por recorrer, y es aquí precisamente donde los orientadores poseen un papel fundamental al poder guiar tanto a profesores como alumnos en los diversos obstáculos a los que se enfrentan día a día. Por ese motivo, considero que la labor de un orientador/a es imprescindible en los Centros. Aún así, tanto los orientadores como el profesorado necesitan estar bien formados ya que no solo evoluciona y debe evolucionar la escuela, sino también lo deben hacer ellos.

    Una de las cosas que todavía no me acabo de creer y que ya han comentado en el resto de comentarios, es el hecho de que vayan a sustituir la licenciatura de Psicopedagogía por un mero grado, Y es que es verdad lo que dicen mis compañeros en cuanto al problema de que si nosotros, como alumnos de esa carrera no consideramos que salimos bien preparados en tan solo dos años, como lo harán los alumnos del grado. La verdad, es que hoy en día se empeñan en eliminar aquello que es importante tanto para nosotros como para la educación en general, siendo esto así, qué nos quedará por ver.

  12. Dado que los profesores han sido educados en un siglo muy distinto al actual, necesitan actualizarse e innovar utilizando nuevas metodologías más propias del siglo XXI, que del siglo anterior. Para eso, la utilización de las nuevas tecnologías es imprescindible, no sólo porque aumenta la motivación de los alumnos a la hora de aprender, sino porque también, es necesario que los niños se familiaricen y aprendan a utilizar las ya no tan nuevas tecnologías, que cada vez estarán más presentes en su vida cotidiana, siendo fundamental que conozcan su uso.

    Si se sigue educando con las mismas formas de enseñanza que el siglo XX, los jóvenes actuales no estarán preparados para hacer frente a la nueva sociedad tecnológica que se le avecina, una sociedad que en lugar de conocimientos o saberes estancos propugna la enseñanza de unas competencias básicas que permitan al alumno saber hacer en cualquier situación que se le presente.

    Lo que si está claro es que todas las instituciones se están modernizando excepto la escuela, que sigue anclada en la enseñaza tradicional. La escuela necesita un cambio, un cambio radical más propio del siglo XXI. Pero dicho cambio no es fácil. Esto requiere tiempo, dinero, formación y profesionales con ganas de reciclarse y aceptar el reto que la enseñanza en el nuevo siglo supone.

    La transformación de la sociedad repercute notablemente en la enseñanza y con ella, en la orientación. Los orientadores han de ser los primeros que tienen que modernizarse ante los cambios. Para ello, han de tener una gran formación, conocer muy bien las nuevas tecnologías, actualizarse constantemente y trabajar de forma cooperativa con el resto de los profesionales de la educación.

    La utilización de las nuevas tecnologías nos permite tener mayor y mejor contacto con las familias y esto es fundamental. A través de la página web del centro podremos comunicarnos con las familias para informarles del desarrollo de su hijo, posibles incidentes el aula, notificaciones, algunos cursos o actividades de interés, excusiones, etc. Cualquier duda podrá consultarse por vía e-mail, foro, videoconferencia o chat, todo es cuestión de que tanto orientadores como profesores sepan poner estos recursos en marcha y darles el uso suficiente para que verdaderamente tenga utilidad y lleguen a ser imprescindibles en la tutorización de los niños.

    Estamos ante una sociedad nueva donde emergen problemáticas que nunca antes habían existido: multiculturalidad, violencia escolar, compensación de desigualdades, amplia variedad de necesidades educativas especiales, etc. Los profesores y familias no saben qué hacer. Nosotros como orientadores, tenemos que asesorarles y ayudarles a resolver, en la medida de lo posible, los problemas que se les puedan presentar, ya que esto contribuirá a conseguir una educación de calidad y con ella, a un mejor desarrollo en todos los sentidos de los niños y niñas.

  13. Joaquín Moyano

    Pienso que es indispensable, imprescindible cambiar las metodologías tradicionales ya desfasadas por otras propias de la sociedad en la que vivimos, tan cambiante y dinámica.

    Me muestro en total acuerdo con el artículo en cuanto que se necesita ampliar el número de orientadores por centro, ya que son muchas y diversas las tareas que se deben cumplir y pocos los orientadores con los que se pueden contar.

    También destacar que como muestra el texto se necesita una mayor formación, “especialización” del profesorado con respecto a la orientación.

    Actualmente, una parte del profesorado no está lo suficientemente preparado para el trabajo que actualmente tienen que realizar, puesto que poseen numerosos contenidos, pero como he dicho sus tan necesarios conocimientos de orientación son muy escasos e incluso nulos en algunos casos, por lo que el trabajo del orientador se considera imprescindible. En este caso, y siguiendo con la línea de trabajo, también habría que reseñar el contacto con los padres, su asesoramiento se considera imprescindible y actualmente aún algunos no están preparados para ello.

    Para concluir decir que se debería prestar mucha más atención a la orientación, puesto que considero que una mejora de esta supondría también un gran cambio y mejora en la educación.

  14. macarena serrano gutiérrez

    Es cierto que la sociedad esta cambiado, y con ella la escuela. Cada vez es más necesario asesorar al profesorado sobre problemáticas que antes no existían, como la multiculturalidad, la violencia escolar, la compensación de desigualdades… como nos menciona el artículo, por eso la orientación se está convirtiendo en uno de los aspectos más importantes de la educación, esta orientación debe estar basada en la calidad y en el trabajo de profesionales que atiendan a todo el alumnado, con o sin necesidades educativas asesorando al profesorado y a las familias.

    Ante esta nueva sociedad, los profesores deben desempeñar un papel fundamental a la hora de preparar a los alumnos para ser buenos ciudadanos de futuro y ocupar el lugar que les corresponde en el mundo del trabajo, para ello el docente tiene que poner al alcance de los alumnos las herramientas necesarias para que ellos mismos vayan construyendo su conocimiento, de una manera activa, significativa, cooperativa y vivencial.

    Decir que los profesores deben educar por delante de la sociedad actual ya que sino en seguida se quedan a tras, el psicopedagogo debe de orientar al alumno/a a través del tutor, es decir, que el orientador les debe proporcionar al tutor las herramientas y los conocimientos necesarios para que este pueda atender correctamente al alumnado y por supuesto a la familia, pues también debe ser orientada ya que en muchos casos esta desorientada pues ellos se criaron en una sociedad y con una educación que ya no existe y deben de saber también adaptarse a los nuevos cambios, colaborando así con orientadores y profesores.

    Por otro lado, hay que recalcar la importancia de las Tics en nuestros días, por lo que habrá que cambiar el método de trabajo tradicional y adaptarlo a las tics.

    En definitiva considero que se deberían de formar más orientadores y con una formación más práctica que en la realidad educativa que nos hayamos, y ésta formación que sea tanto para los orientadores como para los profesores.

  15. Rocio Fontecha del Moral

    La orientación toma un papel muy relevante en los centros educativos, ya que se ocupa de la orientación vocacional, personal, organiza la acción tutorial, se preocupa por la diversidad cultural, la participación de las familias, etc.
    Por ello el resto de profesores deben colaborar con este e informarse de sus tareas y funciones para que juntos lleven mejor una educación en los alumnos/as, para que ellos mismos puedan decidir sobre sus posibles salidas profesionales y conseguir un desarrollo integral.

Responder