Reflexiones sobre Universidad y Escuela
RSS feed

Artículos publicados

Calendario

Octubre 2017
L M X J V S D
« May    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
 
  • ¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?

    (106)
    Enviado el Abril 28th, 2014AdministradorEducación, Escuela, General, Universidad

    nino-y-maestraTras leer los titulares que diversos medios informativos han dedicado a las recientes palabras del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González,  me inclino en pensar que lo que este político tiene y los que le rodean y asesoran es ignorancia de lo que significa ser maestro. Uno de estos titulares dice así: Madrid pedirá que los titulados universitarios sin magisterio puedan opositar a maestros. O sea, ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.  ¿ Y para qué? Pues parece que para mejorar la calidad. Aquí me pierdo, porque se supone que la calidad depende de la preparación de los profesionales que ejercen la labor de enseñar. Si pones al frente de un aula a una persona que no se ha preparado para tal función ¿cómo podrán ir mejor las cosas? Sería algo así como que para mejorar la medicina se permita que la ejerzan, tras la superación del MIR, profesionales como enfermeros o biólogos. Increíble, qué idea más potente ¿se le habrá ocurrido al señor González sólo o en largas sesiones de debate con sus asesores?

    Optimizar la forma de acceder a los estudios, es buena idea; exigir mejores notas a los que quieran ser maestros, es buena idea; modificar los planes de estudio, es buena idea; mejorar el sistema de acceso a los estudios de magisterio, es buena idea; reorganizar el modelo de Practicum, es buena idea; mejorar el sueldo de los maestros tras tantas exigencias, es mejor idea. Pero, señor Ignacio González y asesores, que cualquiera pueda ser maestro sin estudiar magisterio, es una pésima idea. Y lo peor, como decía al principio, una gran ignorancia. Porque lo que se necesita para ser un buen maestro es una formación especializada en pedagogía y grandes dosis de vocación. Especialmente sin esto último no se puede ser maestro.

    En este tipo de propuestas hay un gran desconocimiento de la profesión de maestro y mucho desprecio a la misma.

     

    La noticia en dos periódicos:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/04/22/madrid/1398168019_167986.html

    http://www.elmundo.es/madrid/2014/04/22/53564741e2704e20518b456c.html

     

106 Respuestas to “¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?”

  1. Lourdes López Lorente

    Realmente, me he quedado de pierda al leer este artículo. ¿A quién se le ocurre abrir plazas de oposición a todos aquellos titulados universitarios?, claramente, a nuestros políticos. A esas personas en las que en la mayoría de los casos han llegado al puesto en el que están sin realmente estar cualificados para tal. ¿Por qué no entonces dejar que cualquiera sea maestro?; ¿por qué no entonces dejar que cualquiera construya tu casa? o ¿por qué no dejar que cualquiera te cure esa enfermedad?. No señores políticos, no ciudadanos de España. Es hora de que empecéis a ver que los docentes somos tan importantes como un médico o como un arquitecto, puesto que sin nosotros, ni ese médico podría estar curándote, ni ese arquitecto construyendo tu hogar. Dejemos de infravalorar a quienes nos enseñaron a escribir, a leer y a que no nos engañen con las cuentas en el supermercado. Empecemos a valorar a quienes nos van a asegurar el futuro del país: LOS DOCENTES.

    Pero sinceramente, pienso que esta visión degradada del cuerpo de maestros y profesores que tiene la sociedad española esta debida, entre otros factores a la fácil accesibilidad al grado y a la creencia de que es una carrera “fácil” que se consigue “sin esfuerzo”. En lugar de proponer leyes tan ridículas como dejar que cualquier titulado universitario pueda opositar al cuerpo de maestros, establezcan ustedes, señores políticos, procesos de criba que únicamente dejen acceder a este tipo de Grados a aquellos que realmente tengan vocación docente, porque para ejercer como profesor se necesita formación con unas grandes dosis de VOCACIÓN.

  2. Victor Manuel Ortega Martos

    Esa es la palabra clave de este tema: ignorancia. Me parece una vergüenza que con temas tan serios como es la educación, se planten estas ideas tan descabelladas. No se que imagen dan los profesores de hoy en día para que los políticos piensen que no es necesario una formación previa. ¿Acaso dejaría el señor González su hija a cargo de alguien que no ha recibido unas directrices y un aprendizaje de cómo educar? Lo dudo bastante. Es más, en mi humilde opinión, pienso que formar a un docente es bastante serio, ya que no se trata solo d cuidar niños, sino de trasmitirle valores, saber evaluarlos, controlar cada uno de los problemas que se nos presenten, etc.

  3. Este es uno de los temas que más me indigna, que nuestra propia sociedad, con las personas que vivimos y compartimos cosas que piensen que nuestra carrera se pueda ir directamente a oposiciones, antes de pasar por los 4 años preciosos que se estudian en Educación Infantil. Eso consideraría que la mayoría de la gente que se prepare las oposiciones no lo hagan por vocación, sino por comodidad, sería un verdadero desastre para la Educación Infantil, no todo le mundo tiene la gran vocación de enfrentarse a 20 pequeños niños durante horas y enseñarle algo que nunca han visto, contando que hayan niños con necesidades educativas especiales.

    He oído barbaridades de esta carrera, que es muy sencilla, que es de tontos, que todo el mundo aprueba, que es la más fácil de todas…pero no es así, esta carrera marca el principio de un alumno, se le enseña lo más complicado de la vida, que es enseñarle cosas que nunca han visto, que interaccionen con los demás compañeros, que sean responsables, para ellos es la primera etapa de su vida, en la que todos recordamos nuestros antiguos profesores como las mejores de nuestra infancia.

    Me encantaría que este concepto cambiase pero viviendo en la sociedad que vivimos me extraña mucho, pero lo que está claro, es que mucha gente puede estudiar esta carrera, pero muy poca gente lo hace por vocación.

  4. Paula Hidalgo López

    Leyendo solo el artículo sabemos que es algo que hoy en día sigue sucediendo, todavía hay gente que piensa de esa manera. Creo que cada carrera se debe valorar de la misma manera porque todas las carreras tienen sus dificultades. En mi opinión, la profesión de ser maestra es una de las decisiones más difíciles que puedes tomar porque si decides ser maestra tienes que ser consciente y saber educar correctamente a los niños. No es fácil educar a un niño, para ello hay que tener paciencia y también tenemos una gran responsabilidad.
    Pienso que todos nos planteamos metas, sueños, ilusiones.. que queremos alcanzar. Por tanto para mí la ilusión es el motor de la vida, lo que nos impulsa a continuar luchando cada momento por aquello que queremos, aquello que nos hace levantarnos cada mañana con una sonrisa. Mi ilusión, mi meta es ser MAESTRA porque desde pequeña siempre me ha gustado ayudar a los demás especialmente ayudar a los niños, mi vocación sobre la educación infantil me lleva desde mi infancia y pienso que es el trabajo más gratificante y bonito que existe.

  5. INMACULADA CHAMORRO FERNÁNDEZ

    Hola a todos.
    Estoy totalmente de acuerdo contigo Antonio en tu opinión sobre esta noticia.
    Aunque ya ha pasado bastante tiempo de su publicación espero que este señor haya cambiado de opinión. Aunque seguro que hoy día sigue habiendo personas que piensen igual que él.
    Considero que la profesión de maestro no esta bien valorada y no se le da la importancia que merece. SEÑORES en las manos de un maestro están todos los futuros médicos, jueces, ingenieros,…quien mejor que un maestro de infantil para poner unos buenos cimientos en la educación del futuro.
    Hagamos que esto cambien entre todos.
    Un saludo
    Inma Chamorro

  6. María Díaz Muñoz

    Tras leer el artículo me parece absurdo e indignante lo que el señor Ignacio Gónzalez opina de la carrera de magisterio, menospreciándola como si de un regalo se tratase. La etapa más importante de una persona es su niñez, y sobre todo la de Educación Infantil, ya que en ésta se enseñan unos valores que “esculpirán” la persona que ese niño será en un futuro.
    Respecto a la opinión de este señor decir que estoy totalmente en desacuerdo porque pienso que un maestro tiene que estar lo más formado posible y sobre todo tener vocación.
    Un saludo, María Díaz

Responder