Reflexiones sobre Universidad y Escuela
RSS feed

Artículos publicados

Calendario

diciembre 2014
L M X J V S D
« oct    
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  
 
  • ¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?

    (22)
    Enviado el abril 28th, 2014AdministradorEducación, Escuela, General, Universidad

    nino-y-maestraTras leer los titulares que diversos medios informativos han dedicado a las recientes palabras del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González,  me inclino en pensar que lo que este político tiene y los que le rodean y asesoran es ignorancia de lo que significa ser maestro. Uno de estos titulares dice así: Madrid pedirá que los titulados universitarios sin magisterio puedan opositar a maestros. O sea, ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.  ¿ Y para qué? Pues parece que para mejorar la calidad. Aquí me pierdo, porque se supone que la calidad depende de la preparación de los profesionales que ejercen la labor de enseñar. Si pones al frente de un aula a una persona que no se ha preparado para tal función ¿cómo podrán ir mejor las cosas? Sería algo así como que para mejorar la medicina se permita que la ejerzan, tras la superación del MIR, profesionales como enfermeros o biólogos. Increíble, qué idea más potente ¿se le habrá ocurrido al señor González sólo o en largas sesiones de debate con sus asesores?

    Optimizar la forma de acceder a los estudios, es buena idea; exigir mejores notas a los que quieran ser maestros, es buena idea; modificar los planes de estudio, es buena idea; mejorar el sistema de acceso a los estudios de magisterio, es buena idea; reorganizar el modelo de Practicum, es buena idea; mejorar el sueldo de los maestros tras tantas exigencias, es mejor idea. Pero, señor Ignacio González y asesores, que cualquiera pueda ser maestro sin estudiar magisterio, es una pésima idea. Y lo peor, como decía al principio, una gran ignorancia. Porque lo que se necesita para ser un buen maestro es una formación especializada en pedagogía y grandes dosis de vocación. Especialmente sin esto último no se puede ser maestro.

    En este tipo de propuestas hay un gran desconocimiento de la profesión de maestro y mucho desprecio a la misma.

     

    La noticia en dos periódicos:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/04/22/madrid/1398168019_167986.html

    http://www.elmundo.es/madrid/2014/04/22/53564741e2704e20518b456c.html

     

22 Respuestas to “¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?”

  1. Lucía Martínez Calvo

    Tras leer esta opinión he de comentar que estoy totalmente de acuerdo con lo que se comenta en él.

    Yo soy alumna de segundo curso de Magisterio y he de decir que no me avergüenzo de ello sino al contrario.

    Me informé de esta noticia hace un día y me parece que es patética la situación a la que estamos llegando. Permitir que cualquier titulado/graduado tenga acceso a unas oposiciones supone reducir el número de plazas para los que realmente estudiamos esta carrera por vocación y lo peor aún supone un descenso en la educación ya que una persona que no tiene ninguna base sobre pedagogía, programaciones, adaptaciones entre otras muchas cosas no es capaz de subir el nivel educativo de nuestro país porque, me atrevo a decir, que no sabrá afrontar la mayoría de los casos que se le pueden presentar en un aula.

    Hoy en día la educación en España, por desgracia, tiene unos índices muy bajos, así se demuestran en el informe PISA porque nuestros políticos en lugar de preocuparse por mejorar los planes de estudios se dedican a buscar soluciones que hunden más la educación actual.

    Para finalizar me gustaría decirle a todas aquellas personas que desvaloran la carrera de magisterio que sus profesores, ya sean médicos especializados, ingenieros, arquitectos…, se dedican a la docencia pero previamente pasaron por manos de otros docentes que primero les enseñaron a leer, contar, escribir, hablar, normas de comportamientos y disciplina y que sin éstos quizás muchos de nosotros no hubiésemos llegado a ser lo que somos.

  2. Tras leer la opinión sobre el artículo estoy totalmente de acuerdo con él.

    El comentario por parte de Ignacio González ha sido una gran estupidez y equivocación. No todo el mundo está capacitado para ejercer de maestro. Como indica el comentario se necesitan aún profesional que se haya formado anteriormente en dicha materia en relación a la Educación y no otra personal que haya titulado otra carrera totalmente diferente.

    Comentario como el de éste político nos encontramos hoy en día en muchísimas ocasiones. Increpan a la gente de Magisterio como que somos en la Universidad quiénes menos hacemos, que si es la carrera más fácil de aprobar o de hacer, simplemente a esa gente decirle que Magisterio es la carrera más bonita que se pueda realizar, el enseñar a esos pequeñajos a saber leer, escribir y ya no sólo eso, sino el saber EDUCAR por parte de nuestra parte adecuadamente ya que para ellos somos todos un referente.
    Sólo un profesional bien formado en dicha titulación de Magisterio podrá hacerse cargo o afrontar una clase con la vocación adecuada y las ganas de enseñar. Por último decir que si no fuera por nuestros maestros esos a los que tanto se critican y a la vez tampoco se valoran no hubiéramos llegado hasta donde hemos llegado.

  3. Francisco Javier Luque Calvo

    Tras leer la opinión del artículo estoy totalmente completamente de acuerdo con lo que ha escrito. Es conveniente decir que algunas de las decisiones tomas por el gobierno sobre educación han sido buenas y otras no tan buenas pero esta sin lugar a dudas es nefasta. Ya que una persona que sepa mucho de una materia no significa que la sepa impartir correctamente es decir que no por saber muchas matemáticas te conviertes en un buen profesor de dicha asignatura.

    Para ser maestro una persona necesita vocación, conocimientos de la materia si… pero también conocimientos de pedagogía, psicología, etc. Por lo cual la medida que está intentando tomar me parece errónea ya que no solo estará desprestigiando el valor y la utilidad de la persona que enseña si no que demuestra una falta de conocimiento de lo que significa ser maestro.

    Yo pienso que para mejorar la calidad de la educación deben mejorar la calidad en formación de futuros docentes ya que estos son los que nos darán grandes profesionales en el futuro y no solo eso sino que también nos darán buenos ciudadanos.

  4. Juanjo González

    Tras la lectura del artículo, creo que Ignacio González opinó de esa forma sobre todo por ignorancia, no estoy nada de acuerdo con su opinión y creo que es una completa estupidez.

    Comentarios como estos son los que hacen que personas sin idea sobre esta profesión hagan aun más críticas sobre esto, incluso compañeros de otros titulaciones hablan de que nuestra carrera es la más fácil, que es para tontos, etc.
    A todas estas personas que hacen estas criticas me gustaría verlas teniendo que ejercer de profesor, porque al igual que para cualquier otra profesión, para poder ser profesor también se necesita tener una formación en Magisterio, no puede educar cualquier persona sin tener una buena formación.

    Si este señor, Ignacio González piensa que para ser profesor no hace falta estudiar magisterio, ¿por que no piensa que una persona puede ser abogado sin necesidad de estudiar derecho?.

    Como se indica en el comentario, para poder educar lo más importante que se puede tener es vocación, no sirve para nada poder trabajar como profesor si no se tiene vocación. Enseñar a esos niños a leer, a escribir, enseñarles unos valores para que en un futuro puedan llegar a conseguir los objetivos que se planteen.
    Para enseñar y educar de este modo a unos niños, sobre todo en nuestro ámbito de Educación Infantil, se necesita ser un profesional con una buena formación de Magisterio y por encima de todo ser un profesional con vocación.

  5. Laura Moral Alcázar

    Buenos días
    En primer lugar,decir que comparto tu opinión Antonio.
    La noticia, es indignante, en España no se valora nada la Educación , así nos va, que cada vez hay más fracaso escolar y claro para “mejorar”, quieren meter a gente, que no este especializado en magisterio, impresionante la verdad. Como tu dices Antonio, es la ignorancia de la sociedad en general, que no valoran a los profesores , a la eduación. La etapa más importante de la vida de una persona la Educación Infantil ¿Como la va a llevar una persona que no este especializada y sin vocación?.Cada vez nos pone más difícil ser maestro , nos exigen cada vez más y en mi opinión esta bien, pero ahora que venga otra persona que no este especializada, eso no.

    Para ser maestro hay que tener vocación y estar formado para ello, sobretodo ahora que pasamos tiempos difíciles para ello.

    Yo estoy como voluntaria en Cruz Roja , trabajo con niños entre 5 y 15 años dándole clases y refuerzo lo que he dicho, cualquiera no puede dar clase , se necesita vocación, que disfrutes , que te guste , porque a veces hay situaciones que te ponen al límite. Gracias a esto, yo valoro aún más mi futura profesión.

    Un saludo a todos.

  6. Tras leer esto, estoy de acuerdo tanto de Antonio como de mi compañera Lucia.

    Soy estudiante de 2º curso de grado en Educación Infantil y he de decir que me parecen patéticas las persona que ordenan cosas así, demuestran que no tienen sentido común, ni formación alguna, ni conocimiento de como funciona la educación en otros países que es como deberíamos de tenerla aquí.

    Que tal os sentaría a vosotros que después de que os estáis preparando para algo que venga una persona de otra rama que no tenga VOCACION ninguna y quite el puesto a otra que ha pasado años estudiando y especializándose para eso y tiene el doble de idea? Ya no es miedo a competencia, todos sabemos lo que son unas oposiciones, estas se preparan y son siempre iguales. Cualquiera puede prepararse para ellas (de cualquier carrera), pero sin embargo la sustancia se queda en el aire, los detalles no se muestran en una oposición… Un examen no demuestra los verdaderos conocimientos de una persona ni su verdadera actuación.

    La educación, no es una mera transmisión de conocimientos, cosa que cualquiera podría lograr con un mínimo de preparación. Se trata de una etapa educativa en la que se debe enseñar a aprender, a convivir, a acceder a la información, a ser un ciudadano responsable…Eso es lo que enseña o debería enseñar Magisterio.

    Como siempre este señor al igual que otras muchas personas intenta degradar la profesión y los profesionales. Claro que hay malos maestros pero ¿a caso no hay malos profesionales en otros ámbitos?

    Un saludo. Nerea

  7. Tras haberme informado de esta noticia, solo me queda decir ¿hasta dónde vamos a llegar?, cree este hombre que porque cambie las cosas va a mejorar la educación, pero lo que no se da cuenta es de que unos contenidos y unas competencias que a nosotros como futuros maestros se nos están inculcando mientras que otras personas que estén preparándose para otra carrera no tienen ni idea.
    Me parece espeluznante que sean capaces de pensar en este tipo de “mejora”, pienso que también pueden haberle asesorado a decir estas palabras para tenernos entretenidos en este tema mientras lo que hace Ignacio González es disfrutar de su ático de lujo en Marbella,el cual no sabe justificar ante un juez, presuntamente los cargos han ido para su mujer Lourdes Cavero, vicepresidenta de la patronal madrileña, que la han imputado por posible delito fiscal y blanqueo por la compra de dicho ático.Mientras nos tiene indignados con esta nueva propuesta no indagaremos en el tema de su blanqueo de capitales, espero que este tipo de políticos desaparezcan porque no se cómo puede haber personas que después de todo sigan dándole la razón ante propuesta como ésta.
    Mi opinión como futura maestra de Educación Infantil es que la vocación a trabajar con niños la puede tener cualquiera pero los conocimientos que a nosotras se nos están aportando durante 4 años, los cuales no son aportados en carreras como por ejemplo Biología, creo que nos deberíamos de poner todos los ciudadanos en contra de esta propuesta ya que a todo el mundo perjudicará, en primer lugar a nosotras como alumnas de Grado en Educación Infantil por la gran competencia ante los pocos puestos de trabajo que se ofertan, por otra parte a todos esos padres o futuros padres no creo que quieran que sus hijos sean educados por personas que no son profesionales y que no posean ningún tipo de conocimiento en pedagogía.Debemos de plantear la educación en el primer lugar, como lo más importante ya que todos hemos pasado por manos de maestros y han sido profesionales que se han preparado para formarnos en alguna etapa de nuestra vida, si queremos mejorar la calidad de la enseñanza tenemos que fijarnos en los países que tienen los primeros puestos de calidad como por ejemplo Irlanda,pero claro nuestros políticos siguen pensando en estas grandes ideas, en vez de aprovechar el tiempo y utilizar algunas estrategias que a otros países les va bien.
    En fin,en esta situación que estamos atravesando solo parece que nos queda aguantar todo lo que nos echen encima, hasta que se le vea un fin, esperemos que ese fin sea beneficioso para todos y que no se pongan en práctica estas propuestas.

    Un saludo, Patricia Martínez Agenjo.

  8. Inmaculada López C.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo Antonio, creo que el principal problema que existe hoy en día es el desprecio y el desprestigio que existe hacia los maestros y hacia las carreras de educación, sobre todo de Infantil. Se creen que la profesión de maestro puede ejercerla cualquiera, pero están muy equivocados. Lo primero, como tú bien dices, hay que tener una gran vocación hacia la enseñanza, porque sino tarde o temprano te cansarás de este trabajo.
    Es obvio que si España quiere mejorar su calidad educativa, cómo va a poner a ejercer de maestros a personas que no se han formado para ello. Con esto lo que estamos haciendo es todo lo contrario, y consiguiendo con ello que nuestra educación sea pésima y que los resultados del informe PISA empeoren aún más.
    Debemos de ser conscientes de que cada uno recibe en su carrera una formación específica, en base al grado que se esté estudiando, y con esos conocimientos no nos podemos ir a trabajar, a otro ámbito totalmente diferente .
    Un saludo.

  9. Lorena Macías Torres

    ¿Desprecio? ¿Ignorancia? Yo diría que ambas palabras definen lo que el señor Ignacio González ha querido mostrar con esta propuesta tan desafortunada.

    Me parece indignante que una persona titulada en Derecho, como este señor, sepa mejor que nadie cómo llevar la educación de un país y, sobre todo, que tenga la poca decencia de hacer esta propuesta.

    Sin menospreciar a ninguna titulación, no me parece que un físico, un abogado, o un médico sea capaz de educar, enseñar y formar integralmente al alumnado de una clase. Nosotros, los maestros tenemos una formación específica para esta tarea, al igual que el resto de titulaciones tienen su propia formación para desarrollar su trabajo. ¿Podría yo, diplomada en Magisterio de Lengua Extranjera y alumna de 2º curso de Educación Infantil, saber qué enfermedad padece un enfermo? ¿Podría diseñar un proyecto para la reforma de una casa? No me lo parece, puesto que yo no he tenido esa formación.

    Con respecto al acceso al cuerpo de maestros por concurso de oposición, me parece increíble que se pueda llegar a permitir a todo el mundo presentarse a este tipo de exámenes, aún sin tener una titulación en magisterio. Si ya de por sí existe gran competencia y un número reducido de plazas, con esta iniciativa lo único que se conseguiría sería perjudicar al cuerpo docente y en consecuencia a la educación de los más pequeños. Todos aquellos docentes que se presentan a cada convocatoria cumplen unos requisitos mínimos sin los cuales no tendrían siquiera derecho a ejercer como maestros/as. Además, aunque la gran mayoría de la sociedad española piense que “los maestros no hacen nada”, “los maestros solo trabajan de 9 a 2 y después tienen todo el tiempo libre”, se equivocan. No sólo tenemos todo el día ocupado organizando actividades, programando el curso lectivo, etc., sino que además, tenemos que continuar nuestra formación y no nos vale únicamente con tener una carrera.

    Por todo ello, debo expresar mi total desacuerdo con esta propuesta, que lo único que pretende es desprestigiar aún más nuestra profesión y empeorar la calidad de la enseñanza. Esta profesión es de carácter vocacional y no todo el mundo siente ese amor que sentimos los maestros/as por nuestra profesión y sobre todo, por poder trabajar con niños.

  10. Tras la lectura de este comentario he de decir que estoy totalmente de acuerdo con Antonio Pantoja.
    Hoy en día la educación va empeorando más, siendo unas de las profesiones más valiosas del mundo, digo esto por que toda persona debe pasar por Educación Infantil y Primaria para adquirir unos conocimientos básicos que si no se asiste a ninguna de estas difícilmente se pueda formar como persona.
    La carrera de Magisterio cada vez tiene menos prestigio en España empezando por la baja nota que se pide, la nota de corte esta en un 5 esto hace que personas que no le da la nota para otra carrera que les gusta puede acceder a Magisterio, y yo me pregunto ¿Qué futuro tendrán estas personas? puede ser que no lleguen a ejercer como maestro o que trabajen como maestro pero no sepan como actuar en el aula.
    Otro segundo tema a destacar es el mencionado estos días tanto en los medios de comunicación, el “desprecio” que sufren los maestros que verdaderamente presentan vocación con respecto a otras personas que no han estudiado Magisterio pero que de la misma manera pueden realizar oposiciones, tras leer esta noticia lo primero que se me vino a la cabeza fue ¿hasta que punto vamos a llegar? esta noticia es absurda e inexplicable.

  11. Mª Dolores Luque

    Veo que con esta idea que se propone se expone a los cuatro vientos el desprecio hacia los maestros, sin que exista ningún tipo de respeto a la profesión.
    Es, por una parte, una grandísima injusticia para quienes nos estamos formando para ser futuros maestros, y por otra parte, una injusticia para esos niños que tendrán como responsables de su educación a personas sin ninguna vocación ni formación en este campo.
    ¿Sería justo que un graduado en magisterio tuviese la opción de trabajar como abogado, o médico? Seguramente los abogados y médicos se nos echarían encima por esta propuesta, y con razón, porque no estaríamos capacitados para ejercer como ello ni es justo que personas sin los mismos estudios les quitasen sus puestos de trabajo. Sin citar cómo reaccionaría la gente al descubrir que su abogado no ha estudiado para abogado sino que ha estudiado magisterio…las consecuencias podrían ser fatales.
    Sin embargo, tampoco se critica tanto este tema, y ¿por qué? por lo mismo de siempre, la profesión de maestro todavía sigue desprestigiándose, y se sigue con esa concepción de que cualquiera puede ejercer como tal. Nadie cae en la cuenta de que la educación de los niños es una de las cosas más importantes de la vida y la que marca la personalidad de todos y cada uno de nosotros, por lo tanto ¿de verdad creemos que no hace falta una formación específica para educar de la mejor manera posible, para tratar a los pequeños según sus conocimientos y sus características o para adaptar cada actuación a sus necesidades? La respuesta es clara, aunque no para todos…

  12. maria jesús Izquierdo moral

    Tras leer esta noticia, me parece patético la actuación del Presidente de la comunidad de Madrid y espero que no llegue a ningún lado.

    No entiendo como se atreve a frivolizar con el futuro de pequeños, y poner en manos de personar que no están preparadas para enseñarles.

    Es absurdo que una persona se forme y adquiera unos contenidos para desarrollar ese puesto de trabajo y que también puedan tener acceso a ese puesto personas que no estén preparadas para ello, como quiere proporcionar una enseñanza de calidad si el maestro que se encarga de ello no ha sido preparado para enseñar es una contradicción en toda regla, espero como he dicho anteriormente que esto no llegue a ningún lugar.

  13. Diego Mesa Moreno

    ¡Buenas tardes!

    Hemos sido informados de la propuesta que ha realizado el Presidente de la Comunidad de Madrid.

    Este propone para opositar de profesor a cualquiera que no esté calificado académicamente, por lo que lo considero absurdo y una falta de ignorancia total, porque pienso que como una persona que no ha estudiado esta carrera, la cual consta de cuatro años de preparación, que no ha estudiado metodología en este caso y entre otras asignaturas, etc, puedan ejercer de docente; aunque estos también puede que tengan vocación y que le gusten los niños, pero aún así no tienen la capacidad y la responsabilidad de enseñarles a leer, escribir… y las formas de actuar con ellos en su enseñanza escolar.

    Un saludo, Diego.

  14. Hola!
    Tras leer la noticia sobre las palabras del señor Ignacio González, me parece indignante para todos los profesionales docentes y futuros docentes, creo que es una humillación para todos y un desprecio a una maravillosa profesión.
    Creo que es más bien como todos sabemos que es ignorancia por parte de los políticos que nos rodean de lo que es la Educación, las palabras de este señor creo que están fuera de lugar o es que se le olvida que nos preparamos para tener una formación especializada en educación, creo que como mejora de calidad es indiscutible de que es un fracaso , se deberían de preocupar más por otros aspectos en la educación, por ejemplo de porque en el informe de pisa España tiene unos índices tan bajos o que calidad de educación es la de que cada vez que entra un partido político cambia las ley de educación para un beneficio de ellos mismo porque lo que es mejorar la educación española creo que no.
    Como bien ha comentado Antonio, sería una buena idea que se endurezca la nota para entrar a magisterio o que se endurezcan los planes de estudios, pero de que cualquiera pueda ejercer de maestro que es algo que es inimaginable, porque ante todo hay que tener una gran vocación o es que médicos, ingenieros entienden sobre los problemas que se dan dentro de un aula o los procesos de un niño…. ¿Esa es la educación que ellos quieren para un país?

  15. Isabel Hornos

    Mi postura acerca de este tema es la misma que la de mi profesor y de mis compañeros, ya que también yo soy alumna de magisterio y me estoy formando para ejercer la docencia en un futuro.

    La noticia me parece absolutamente denigrante, en este país no se valora la educación y menos las carreras de magisterio, a diferencia de otros países en los que si se aprecia la práctica educativa como se merece, por ejemplo Finlandia.

    Me parece absurdo que la gente desprecie esta carrera, ya que si no fuera por los maestros y profesores no sé cómo alguien puede llegar a convertirse en médico, abogado, ingeniero, médico, psicólogo…si cuando era pequeño nadie le hubiera enseñado a leer, a escribir y a realizar cuentas. Si esta gente que infravalora magisterio y la docencia tuviera dos dedos de frente valorarían la labor de los profesores como se merece.

    Estoy totalmente en contra de esta pésima propuesta, con la que lo único que se conseguirá es desprestigiar más la labor docente y que la educación sea de más mala calidad, porque no cualquiera puede llevar a cabo la función de enseñar, y menos a los más pequeños, ya que para esto se necesita sobre todo vocación.

  16. Marta Lendínez Pérez

    Tras leer esta noticia el hecho de que cualquier persona con un título universitario pueda acceder a las oposiciones de Magisterio Infantil y Primaria en mi opinión es un disparate.
    Una persona puede estar muy cualificada pero a la hora de dar una clase si no sabe como por ejemplo que es una programación didáctica o trabajar por proyecto entre muchas cosas más como se plantea impartir una clase, y dudo que cualquier carrera universitaria enseñe para trabajar con unos alumnos de infantil determinados métodos de enseñanza-aprendizaje.
    Por otra parte, como estudiante de Educación Infantil me siento poco valorada ya que otros alumnos de titulaciones diferentes puedan acceder al mismo trabajo que yo o incluso en un concurso de oposiciones al poder presentarse llegar a disminuir las plazas por las que tanto hemos trabajado. Pero en cambio, ¿Una persona que tenga el título universitario de Educación podría participar en las oposiciones de registrador de la propiedad? La respuesta es no, ya que, no reunimos los conocimientos necesarios para en un futuro desarrollar ese trabajo.
    Por último, una carrera de educación se estudia sobre todo por vocación, y la gente que en su futuro quiera dedicar su tiempo a enseñar a niños de infantil y primaria deben estudiar para ello.

    Un saludo.

  17. Marta Novas Egido

    Buenas tardes:
    Tras haber leído el artículo debo decir que me parece increíble que a estas alturas se propongan tales barbaridades como la de dar a otras personas que están cursando otras carreras, la posibilidad de que ejerzan magisterio sin haberla cursado y para la cual no están preparados.
    Como estudiante y futura docente de magisterio infantil, me indigna que infravaloren esta profesión que tanto esfuerzo requiere ya que al igual que yo no puedo diseñar un edificio porque no poseo los conocimientos adecuados tampoco el resto de gente que no hayan estudiado magisterio pueden enseñar ni educar a un niño de forma didáctica y adecuando los contenidos a través de las distintas técnicas que se aprenden en la carrera de magisterio.
    Creo que si queremos una educación de calidad, se debería respetar dicha carrera y que solo puedan ejercer de profesor/a aquel/la que haya estudiado la carrera.
    Un saludo.

  18. Sin un protocolo para tratar las alergias de los niños
    • En la mayoría de las comunidades no hay legislación para tratar alergias
    • El niño fallecido tenía alergia a los lácteos y asma
    • La asociación de alérgicos pide que se forme al profesorado para estos casos

    Granja escuela El Acebo. Youtube
    ESTHER MUCIENTESMadrid
    Actualizado: 08/05/2014 14:26 horas
    64
    ¿Se pudo haber evitado la muerte de un niño alérgico por shock anafiláctico en una granja escuela? ¿Qué se le exige a los centros educativos en estos casos? ¿Cómo se debe actuar? ¿Qué dice la ley? “Un vacío legal” es la frase que caracteriza los protocolos de actuación para los casos de alergias en los centros educativos españoles.
    Una petición que desde hace años vienen reclamando desde laAsociación Española de Alérgicos a Alimentos y al Látex (AAPNEA) y que vuelve a la primera línea tras el fallecimiento esta madrugada de un niño de 6 años tras sufrir un shock anafiláctico como consecuencia de una reacción alérgica en una granja escuela.
    El menor, según fuentes de la investigación, era alérgico a la proteína de la leche y presentaba problemas respiratorios. En concreto, era asmático y los profesores que le acompañaban en la actividad, del colegio Nuestra Señora de las Maravillas, en Madrid, estaban al corriente. Además, según los primeros datos de la autopsia, el niño sufría una infección de oído.
    Según los profesores, el menor presentaba problemas respiratorios 48 horas antes de la incidencia y fue tratado con ventolín. En la cena de anoche, le proporcionaron un yogur de soja, supuestamente compatible con los alérgicos a la lactosa, y tras ingerirlo su estado empeoró, llegando incluso a tener los labios azules.
    Los tutores que se encontraban en la granja escuela trasladaron al niño al hospital de Móstoles pero en el camino tuvieron que llamar al 112 ante el empeoramiento del menor. Según ha explicado la presidenta de AEPNAA, Pilar Hernández, a ELMUNDO.es, en la actualidad no existe ninguna legislación de cómo deben actuar y qué se necesita en los centros educativos para tratar a menores con alergias.
    Guías de protocolo
    “Los profesores no saben cuál es su responsabilidad”, asegura Hernández, que explica, que prácticamente ninguna Comunidad Autónoma tiene legislados estos protocolos y, por tanto, los profesores no saber qué tienen que hacer. En el caso de la Comunidad de Madrid, según han explicado desde la Consejería de Educación, tiene una guía donde se muestra protocolo de actuación para situaciones de riesgo en las escuelas.
    “El pasado mes de octubre el Ministerio de Sanidad publicó la ‘Guía informativa: alergia a alimentos y/o al látex en los centros educativos. Escolarización segura’ con el fin de ofrecer a toda la comunidad educativa una extensa guía de referencia para la escolarización segura y normalizada de todos los alumnos con alergia a alimentos y látex en España”.
    Se trata de un documento informativo/formativo que simplemente marca unas pautas, pero que no legisla ni obliga a nada. Es decir, según asegura la AEPNAA, los centros educativos no tienen por qué formar a los profesores para identificar una reacción alérgica, ni el nivel de ésta, ni el tratamiento que se debe poner, ni cómo ponerlo. Exigencias primordiales para Asociación.
    Sin embargo, las granjas escuelas no se consideran centros educativos en la Comunidad de Madrid, por lo que no dependen de la Consejería de Educación ni de su normativa. “Son centros privados cuyas actividades forman parte de las actividades del centro. Al final son los padres quienes decides si apuntarles o no”, dicen des la Consejería.
    “Si los profesores estuvieran formados esto se habría evitado”, sentencia Hernández que cuenta como por ejemplo en Australia la ley les obliga a que padres y profesores con niños alérgicos a su cargo tengan que dar un curso de formación para saber actuar en cada momento.
    Según la guía del Ministerio de Sanidad, en España, la alergia se debería conocer en el momento de la prescripción para facilitar al centro la planificación adecuada en función de las diversas necesidades especiales de estos alumnos. Es decir, informar al centro, con el informe médico, del grado de alergia, si es por ingestión, contacto o inhalación, la medicación necesaria en caso de reacciones (antihistamínico, adrenalina…) . De hecho, en el documento del Ministerio se recomienda que haya personal en las escuelas formado para el tratamiento y el reconocimiento de los síntomas de un shock anafiláctico.
    En el caso del niño de 6 años, según la inscripción que tuvo que hacer el menor para ir a la granja, a la que tuvo acceso la Policía Nacional en el hospital de Móstoles, donde falleció, con la letra de la madre se puede leer “claramente” que el pequeño estaba con un tratamiento médico por asma, que tenía una alergia alimentaria, en concreto a las proteínas de la leche y que era “muy alérgico”. Por el momento, se desconoce si los tutores del centro pudieron administrarle la medicación necesaria o no.
    Prevención y tratamiento
    Pese a que desde la AEPNAA piden formación para el profesorado en casos de shock anafiláctico, lo cierto es que también aseguran que es mucho más importante la prevención y la detección que poner el tratamiento, ya que la adrenalina va preparada en una inyección que únicamente hay quitar la tapa y pinchar.
    Un shock anafiláctico causado por una reacción alérgica generalizada del organismo es una situación de emergencia que requiere cuanto antes la atención de un equipo médico. Como recuerdan los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, si el paciente tiene a mano un medicamento de emergencia disponible, como una jeringuilla de adrenalina o epinefrina, el primer paso es ayudarle a tomarse o inyectarse este tratamiento (generalmente estos pacientes tienen las vías aéreas obstruidas por la propia reacción alérgica y se desaconseja la toma de medicamentos por vía oral). Como recuerda la Sociedad Española de Alergias en su página web, las personas con alergias graves deben tener acceso inmediato a la adrenalina en todo momento, informa María Valerio
    Estas inyecciones suelen ser la manera más eficaz de que el paciente recupere el tono vasomotor de manera rápida mientras llegan los equipos de emergencia, que generalmente intubarán al paciente y harán las maniobras de resucitación cardiopulmonar si fuese necesaria. Una vez en el hospital es probable que el afectado requiera también otro tipo de tratamientos, como broncodilatadores y corticoides, para prevenir las reacciones tardías de la anafilaxis, o noreprinefina para normalizar la tensión arterial. Sólo cuando el paciente esté estabilizado y fuera de peligro se pueden iniciar los estudios alergológicos para saber qué ocasionó el choque anafiláctico.
    Las actividades extraescolares, las más peligrosas
    La guía del Ministerio también establece el protocolo paraactividades extraescolares, las más peligrosas para los niños alérgicos. “Las actividades de más riesgo son las que salen de la rutina como son las actividades extraescolares. En actividades de este tipo deben tener una supervisión especial”, afirma Hernández. Lo mismo que señala la guía en la que se insta a repasar la lista de síntomas, repasar los tratamientos de urgencia, ver qué comidas va a realizar el niño, evaluar el ambiente y ofrecer colaboración y alternativas.
    En el caso del menor fallecido la pasada madrugada, la Guardia Civil ha abierto una investigación para aclarar lo ocurrido. De hecho, ya se han enviado a laboratorio pruebas de distintos alimentos, entre ellos, el yogur, para determinar qué producto fue el que le provocó la alergia -es posible que este último tuviera trazas de lactosa-.
    De momento, durante el día de hoy van a comenzar a tomar declaración a los trabajadores de la granja escuela El Acebo, situada en el Paseo de Enrique Tierno Galván, de Villanueva de Perales, que por orden judicial, han explicado que no pueden hacer declaraciones sobre lo ocurrido.

  19. Patricia Ruzafa Adán

    Buenas tardes chic@s!
    Estoy totalmente de acuerdo con cada y una de las consideraciones que han expresado mis compañeros/as.
    Lo primero que tengo que decir respecto este artículo, es que este señor Ignacio González, nos tenga un poco de consideración, ya que somos los encargados de educar y si él ha llegado hasta ahí a ese puesto, primero se ha tenido que formar por una serie de docentes, que seguramente al leer esto se han sentido ofendidos, como todas las personas que han sido, son o que estamos intentando serlo.
    Los alumnos/as que estamos estudiando y esforzándonos a diario para lograr ser unas/os maestra/os excelentes, para que después un político diga que todo el mundo puede acceder a dicha profesión. Esto es de vergüenza como se puede llegar a desprestigiarla, cuando se debería de pensar que es una de las profesiones que más se necesita por no decir que es esencial, ya que formamos a los niños/as para su futuro. Yo no sé de lo que sería de la sociedad sin unos buenos docentes al mando.
    Estoy de acuerdo que tiene que existir de todo tipo de profesiones en esta sociedad, porque es obligatorio para que marche correctamente, pero por eso mismo cada una se especializa en lo que ha estudiado y preparado profesionalmente, se supone que eso se hace porque es lo que le gusta, para llegar a trabajar en esa especialización que es para lo que se ha formado. Dicho esto, me parece una barbaridad que por ejemplo un ingeniero tenga opción a una plaza de magisterio, es una auténtica aberración!
    Yo soy alumna de educación infantil, estoy en el segundo curso y pienso que esta opinión, perjudica a todo el mundo y antes de decir tales cosas piensen en los niños que por su “fortuna” tendrán un profesor que en vez de estar especializado en como tratar un niño de 4 años cuando se le ponga a llorar o señorito esto no me sale, quiero ir al baño, otro se ha hecho pipi, ya que todavía no tiene bien adquirido tal conocimiento de que tiene que ir al baño, dos que se pelean por la comida, otro que se ha caído, una que no le suelta de la mano, total lo que viene siendo una clase de infantil, y que una persona que lo único que ha estudiado ha sido lógicas matemáticas con todo mi respecto, porque TODAS las carreras lo merecen ,esta situación le supere porque él no tiene adquiridos los conocimiento básicos y tampoco tiene constancia de cómo llevar la clase y superar los obstáculos que se le presente. Pero por favor, hay que tener claro que en este mundo hay muchas especialidades, por eso cada uno elige lo que le gusta y al acabar ya sabe cuáles son sus abanicos de oportunidades para poder trabajar y no pretender cerrarle puertas a los que se dedican a la educación. Pido que los que nos encargamos de la educación, que por eso estudiamos y nos preparamos profesionalmente, nos dejen tranquilos y hacer nuestro trabajo. Que como bien dice el texto nosotros sí que valemos y tenemos lo esencial para estar con los niños y prepararlo para su futuro y lo más importante y que no podía faltar que lo dijera es tener vocación por educar, que creo que muy raro tiene que ser que otra persona que ha estudiado una carrera diferente lo presente y sepa manejarse correctamente, que es como debe comportarse un maestro/a de infantil.

    Un saludo.

  20. Patricia Gonzalez Carrillo

    buenos días¡

    Después de conocer la noticia, me quede sorprendida pues creo que por completo hacen un desprecio ha la carrera de magisterio pues parece ser que toda persona puede ser maestro mientra tenga un titulo universitario.

    Creo que este desprecio quiero pensar que viene debido ha la falta de conocimiento de la docencia al no saber que necesitas para poder ejercer pues mientras nosotros futuros maestros nos formamos nos educan para poder llevar un clase para que sepamos educarlos y darles a enseñar conocimiento para su futuro, con esta noticia lo que se pretende es que por ejemplo un ingeniero que sea maestro ¡¡¡¡¿¿¿ pero como ?? . Pienso que es un completo error que este cambio se lleve a acabo pues encima a los que de verdad nos forman para ello nos quitan posibilidades dándole a otros la oportunidad. De esta manera la educación no mejoraría, desde mi punto de vista esto seria un error.

  21. Tatiana Algar Rodríguez

    Tras leer la opinión sobre este artículo estoy totalmente de acuerdo con lo que se habla en él.
    Esta clase de comentario por parte de Ignacio González solo muestra una gran ignorancia y falta de respeto a los docentes. Permitir que cualquier titulado o graduado pueda acceder a las oposiciones no sólo nos perjudica a los que realmente estudiamos por vocación esta carrera, lo más importante es que supondrá un gran descenso en la educación de todos sus hijos porque los estará educando una persona sin base alguna sobre pedagogía, programaciones y que no sabrán afrontar la mayoría de las situaciones que se puedan encontrar en un aula. Comentarios como este nos los encontramos desgraciadamente día a día, pero nadie se para a pensar que cada uno de los médicos, jueces, ingenieros y personas que posean cualquier otro tipo título previamente han pasado por las manos de docentes que le enseñaron a leer y escribir y sin ellos no habrían llegado donde hoy se encuentran.

  22. María Rodríguez Huertas

    Buenos días!
    Después de haber leido la publicación, debo de decir que estoy de acuerdo con ella y con lo que dicen mis compañeros.
    Con esta propuesta del presidente de la comunidad de Madrid, lo que se hace es reducir aún más el campo de competencias de las personas que han estudiado o están estudiando magisterio.Por esa misma regla de tres entonces, las personas que estudien magisterio también podrían accerder a puesto que no están relacionados con sus estudios, como los de médicos, abogados, ingenieros…etc. Además, creo que con esto se está menospreciando la profesión de maestro, y una vez más se demuestra que la gente no sabe lo que significa ser maestro ni los conocimientos que se deben de tener para poder ponerse al frente de las nuevas generaciones.
    Por otro lado, creo que se está jugando con la educación de los niños una vez más, las personas que se ponen a frente de una clase, tienen que tener conocimientos pedagógicos, didácticos…etc. y por otro lado, y con ello lo más importante, vocación, porque si ella el futuro de esos niños y de esa persona que les da la clase estan destinados al fracaso, porque esa falta de ganas y de paciencia que se tiene, los niños y por supuesto los padres la notan mucho y generalmente hace que se cree un clima muy negativo en el curso.Con lo cual se va creando una cadena de factores que hacen que el aprendizaje y las creencias que tengan eso alumnos hacia la escuela no sean positivas, y eso puede incluso afectar al futuro de ellos.
    Un saludo, María

Responder