Reflexiones sobre Universidad y Escuela
RSS feed

Artículos publicados

Calendario

marzo 2015
L M X J V S D
« dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
 
  • ¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?

    (1)
    Enviado el abril 28th, 2014AdministradorEducación, Escuela, General, Universidad

    nino-y-maestraTras leer los titulares que diversos medios informativos han dedicado a las recientes palabras del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González,  me inclino en pensar que lo que este político tiene y los que le rodean y asesoran es ignorancia de lo que significa ser maestro. Uno de estos titulares dice así: Madrid pedirá que los titulados universitarios sin magisterio puedan opositar a maestros. O sea, ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.  ¿ Y para qué? Pues parece que para mejorar la calidad. Aquí me pierdo, porque se supone que la calidad depende de la preparación de los profesionales que ejercen la labor de enseñar. Si pones al frente de un aula a una persona que no se ha preparado para tal función ¿cómo podrán ir mejor las cosas? Sería algo así como que para mejorar la medicina se permita que la ejerzan, tras la superación del MIR, profesionales como enfermeros o biólogos. Increíble, qué idea más potente ¿se le habrá ocurrido al señor González sólo o en largas sesiones de debate con sus asesores?

    Optimizar la forma de acceder a los estudios, es buena idea; exigir mejores notas a los que quieran ser maestros, es buena idea; modificar los planes de estudio, es buena idea; mejorar el sistema de acceso a los estudios de magisterio, es buena idea; reorganizar el modelo de Practicum, es buena idea; mejorar el sueldo de los maestros tras tantas exigencias, es mejor idea. Pero, señor Ignacio González y asesores, que cualquiera pueda ser maestro sin estudiar magisterio, es una pésima idea. Y lo peor, como decía al principio, una gran ignorancia. Porque lo que se necesita para ser un buen maestro es una formación especializada en pedagogía y grandes dosis de vocación. Especialmente sin esto último no se puede ser maestro.

    En este tipo de propuestas hay un gran desconocimiento de la profesión de maestro y mucho desprecio a la misma.

     

    La noticia en dos periódicos:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2014/04/22/madrid/1398168019_167986.html

    http://www.elmundo.es/madrid/2014/04/22/53564741e2704e20518b456c.html

     

Una respuesta to “¿Desprecio a la profesión de maestro o ignorancia?”

  1. Uno de los temas que me altera es este. En mi opinión todas aquellas personas que menosprecian la profesión de maestros son unos ignorantes, empezando por ese gran grupo llamado “Políticos”, este grupo de personas están haciendo que esta profesión esté peor valorada.
    Si la manera de pensar de la sociedad de este país cambiara acerca este tema, muchas cosas cambian.
    Son muchos factores que influyen en que esta visión sea negativa, como:
    – Los políticos y sus propuestas acerca la educación (recortes, altas tasas,…)
    – Los jóvenes que se matriculan en magisterio sin vocación, porque la nota de corte es un 5, porque han escuchado que aprueban sin estudiar…(como tantas veces escuchamos…)
    -Los padres
    … Y muchos mas.
    Ojala fuese tan fácil cambiar estos ideales pero no todo el mundo esta dispuesto a querer cambiarla, o por lo menos no actúan para ello.
    Yo a la sociedad de hoy día, que desprecian esta profesión, les propondría que se paren y piensen en su infancia, esa etapa de alegría, sin problemas, ni preocupaciones, en donde la maestra estaba pendiente de ti, esa persona a la que imitabas y la veías y decías que querías ser como ella, esa mujer que a veces sin darte cuenta hasta la llamabas mamá sin querer porque te sentías tan a gusto y tan cercano a esa persona… Que pena, que dirían esos maestros si viesen la pésima opinión hacia esta profesión por sus antiguos alumnos (esa sociedad de hoy día).
    Se que esto a lo mejor no cambia esa visión pero al menos me quedo con hacerles pensar y llegar a su sensibilidad.

Responder