Akademia del AOVE y la Salud
RSS feed

Calendario

septiembre 2019
L M X J V S D
« Abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Twitter

 
  • Cuando todas las grasas eran malas

    (0)
    Enviado el marzo 12th, 2018José J GaforioDieta saludable

    Durante mucho tiempo, las dietas bajas en grasa eran las que, de forma pertinaz, se recomendaban para prevenir y tratar el sobrepeso y la obesidad. Se insistía en incrementar el consumo de hidratos de carbono, al mismo tiempo que, disminuir el de grasas, pues, se aseguraba que estas últimas eran las responsables del sobrepeso al suponer la fuente de energía más concentrada de la dieta. Este estado de cosas, se ha mantenido vigente durante muchos años aun a pesar de que no se disponía de las suficientes evidencias que sustentasen tal recomendación. En definitiva, se consideraban a las grasas de la dieta, a todas sin excepción, como verdaderas enemigas de la salud. Como consecuencia de ello, la industria alimenticia reemplazó las grasas por hidratos de carbono refinados, lo que ha hecho que aumentase el consumo de estos últimos de forma muy significativa durante los últimos años. Y ¿qué consecuencias han tenido estas recomendaciones?

    A la luz de los datos recopilados en los últimos años, se comprueba que estas medidas no han sido eficaces, todo lo contrario: se ha incrementado el problema del sobrepeso y obesidad, convirtiéndose en una auténtica pandemia; hay mayor prevalencia de patologías como la diabetes tipo 2, Síndrome Metabólico y, dislipidemias. Al mismo tiempo, las enfermedades cardiovasculares constituyen la principal causa de muerte en occidente. En definitiva, se considera que esta estrategia ha sido un fracaso. En la actualidad, el papel de “malo de la película” ha pasado a desempeñarlo los hidratos de carbono refinados, son en ellos donde se ha puesto el foco.

    Como ven, la nutrición y su impacto sobre la salud, no es una ciencia exacta, los resultados de las investigaciones hacen que vayamos cambiando de opinión al compás de los nuevos descubrimientos, lo que puede dar la sensación a algunos que las modas tiene un papel importante en este asunto.

    ¿Dónde estamos ahora? Se ha llegado al convencimiento que no todas las grasas se pueden considerar de la misma forma, las hay saludables y otras no tanto. Se aconseja consumir grasas saludables como los aceites de oliva vírgenes; limitar el consumo de grasas saturadas y; evitar en lo posible, las grasas trans. De igual forma, se recomienda limitar la ingesta de hidratos de carbono simples y priorizar los carbohidratos complejos. En la actualidad, el interés se centra más en los patrones de alimentación y no tanto en la ingesta de nutrientes aislados, es decir, es un concepto más holístico, considerando la dieta en su conjunto. Lo que no ha cambiado es que, la dieta Mediterránea, donde los aceites de oliva vírgenes constituyen la principal fuente de grasa, es considerada como paradigma de dieta saludable. Todas las evidencias, emanadas de los diferentes estudios, confirman esta visión. Si esto está tan claro, ¿cómo es posible que poco a poco nos estemos distanciando más y más de este patrón alimenticio tan saludable?

    , ,

Responder