Akademia del AOVE y la Salud
RSS feed

Calendario

abril 2020
L M X J V S D
« Abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Twitter

 
  • Aprender de quien no opina como yo

    (0)
    Enviado el junio 12th, 2016José J GaforioDieta saludable

    Muy recientemente, una profesora de la Universidad Davis California, publicó una columna cuyo título era: “Por qué usted debería rechazar el aceite de oliva”. En contestación a su artículo, yo escribí otro rebatiendo su punto de vista. Crucé con ella algunos tuits en los que, igualmente respondía a sus inauditas aserciones. Más recientemente, un médico residente en USA se puso en contacto conmigo vía twitter para defender el criterio de la profesora de la Universidad de Davis. Tal y como hice antes, nuevamente le rebatí sus postulados. De cualquier experiencia se puede aprender algo nuevo y, tras reflexionar sobre estos acontecimientos, quiero compartir con usted algunas conclusiones.

    1º.- Creo que cuando alguien defiende vehementemente un criterio, es que entiende que tiene motivos para ello. Estas dos personas, profesora y médico, sinceramente creen que tienen razón. Es inteligente escucharlos, intentar ponerse en su lugar e, intentar aprender de ellos algunos aspectos que desconozca, yo no tengo la exclusiva de la verdad.

    2º.- Ambas personas, defienden que no hay que ingerir ningún tipo de aceites o grasas como tales, aseguran que, al comer ciertos alimentos, ya estamos ingiriendo estas grasas en su forma más natural, junto con el alimento correspondiente que los contiene.

    3º.- En las manifestaciones de ambos, he visto claramente que creen firmemente que la denominada dieta americana, no es en absoluto saludable y es la causante de un gran número de enfermedades. En consecuencia, defiende una alimentación más “natural”, vegetariana, sin aceites y más sana según ellos.

    4º.- No se fían de los alimentos procesados y, en el caso de los aceites de oliva, mezclan diferentes conceptos que los lleva a pensar algo inaudito para nosotros. A pesar de ello, quiero hacer un esfuerzo por comprenderlos y entender su posicionamiento.

    5º.- No saben como se obtiene el AOVE; no conocen las distintas categorías de aceites de oliva; no tienen un conocimiento muy claro de qué es la dieta Mediterránea; las noticias sobre el fraude en los aceites de oliva les hace ser suspicaces hacia este alimento sin entender muy bien en qué consisten estos fraudes ni su repercusión sobre la salud; no se fían de las leyes pues, entienden que favorecen a la gran industria agroalimentaria, gracias a que son capaces de conducir al legislador hacia posiciones favorables a ellos y, en contra de la salud de la población; incluso, llegan a recelar de la propia ciencia.

    6º.- En definitiva, hacen una extraña mezcla de diferentes conceptos que les hace llegar a la conclusión de que hay que romper con todo lo establecido e ir a una alimentación lo más natural posible, basada en la mínima intervención humana posible sobre cualquier alimento. Como ejemplo, ellos dicen que, es mucho mejor tomar 100 gramos de aceitunas que tomar aceites de oliva, dicen que la grasa ya está en la aceituna consumida y en su forma natural. Además, aseguran que no hay posibilidad de fraude en el caso de la aceituna.

    7º.- Mi conclusión es que les preocupa mucho la “salud”. Que no se fían de nada ni de nadie. Que la opción que propugnan es ingerir los alimentos tal cual los da la naturaleza, sin intervención alguna de transformación por parte del ser humano. A pesar de todo, esta forma de pensar es una tendencia en alza que hay que tener presente.

    8º.- Entender las nuevas tendencias es un paso imprescindible para optimizar la comercialización de los aceites de oliva vírgenes.

    ,

Responder